Luego de varios meses de arduo trabajo probablemente quieras pasar unas vacaciones placenteras. Si estás soltero y vives solo, preparar tu viaje corre completamente por tu cuenta.

Tendrás que ocuparte de tus necesidades y será más sencillo manejarte en entornos cambiantes; Sin embargo, si ya eres una persona que echó raíces, entonces será mejor que prestes atención porque viajar con niños no es igual a hacerlo solo y para eso están estos consejos para viajar con niños.

viajando con niños
Creative Commons: Vidar Nordli Mathisen – Unsplash.

Los niños requieren especial cuidado en todos los sentidos. Tal como en la casa, hay muchísimas cosas de las que debemos cuidar a nuestros hijos si queremos que todo salga bien y disfruten ésas vacaciones en familia que tanto te mereces.

Desde no olvidar el inhalador hasta documentación extra dependiendo de la legislación del país, viajar con niños es una tarea ardua que requiere preparación, y por eso estás aquí.

A continuación, te presentamos una serie de consejos que te serán útiles al momento de salir de tu casa con tus niños y aventurarte al exterior:

1. Lleva toda la documentación necesaria

Tener los documentos vigentes es un paso que todos debemos cumplir antes de viajar a cualquier sitio.

Visa, pasaporte, cédula o DNI. Todos son indispensables para los viajeros -dependiendo del destino y la nacionalidad algunos son prescindibles-. No obstante, con los niños tenemos que ser especialmente quisquillosos.

En primer lugar, si tu hijo viajará con algún adulto que no sea su representante legal o lo hará solo, entonces necesitarás un permiso especial firmado por autoridades competentes.

Hablando de permisos especiales, asegúrate de revisar bien qué dicta la legislación de cada nación con respecto a el viaje con menores de edad, ya que algunos países requieren que estos porten sus partidas de nacimiento para viajar, requisito que no comparten los adultos y es fácilmente olvidable, por lo que tienes que estar atento.

2. No te excedas con el equipaje

Los niños son muy inquietos y tendrás que estar muy pendiente de tu pequeño durante el trayecto a tu destino, cuestión que se hará más difícil si aparte de llevar al niño mantienes en tus manos un montón de maletas y equipaje.

Sé que es fácil decirlo, pero debes tratar de aligerar tu equipaje o, al menos, permitirte tener las manos libres para lidiar con tu hijo y cuidar de él durante los trayectos.

Mantener la mayor cantidad de bolsos posible en la espalda es una buena opción. Si tienes problemas para armar tu maleta viajera, consulta nuestro artículo al respecto.

3. Usa identificadores

Esto es importante si piensas en que tu hijo se puede perder durante el trayecto por algún descuido.

Desde escribir con un marcador tu dirección y teléfono en su brazo, hasta usar pulseras con los mismos datos impresas en ellos, toda idea es buena.

Esto es algo que puedes hacer desde el momento en que llegas al aeropuerto hasta en el que te devuelves, los niños son muy curiosos y si ya camina, entonces mejor prevenir que lamentar. Recuerda que los datos deben ser los más esenciales, tu nombre también debes colocarlo.

4. El dilema del cochecito

El dilema del cochecito
Creative Commons: armar tu maleta viajera -Unsplash.

Si tu hijo aún es muy pequeño y lo transportas habitualmente en coche, debes pensar en todas las actividades que vas a realizar a donde vas e investigar la zona detenidamente.

Cómo serán las calles, cuantas escaleras tendrías que subir en el sitio donde te hospedarás, qué pasa si llueve y todo se embarra.

Son algunas de las cosas que tienes que tomar en cuenta para transportarte.

La idea es que preveas todas las opciones desfavorables que pueden ocurrir y te prepares para afrontar dichas situaciones.

Quizá si haces la investigación correctamente te des cuenta que de entre los dos hoteles que puedes escoger, uno no requiere subir ningún escalón mientras otro sí, y hacerlo con un coche de bebé a cuestas será mucho más difícil de lo que parece.

Como alternativa a los coches para bebés, por motivos de espacio o comodidad, podrías considerar también llevarte una mochila portabebés.

Esta se apega al cuerpo y así mantendrás a tu niño contigo a la vez que te mueves por la ciudad, todo es cuestión de preferencias.

5. Lleva un Botiquín para ti y tu niño

Viajar con niños es un tema delicado en todo aspecto. Llevar un botiquín contigo cuando salgas de viaje es un consejo que podrías dar a cualquier que sale de sus tierras natales, tenga o no niños.

La diferencia realmente reside en los suplementos que compondrán el botiquín, ya que deberás pensar en todo aquello que pueda necesitar tu hijo.

Si el niño requiere una medicación específica, no puedes olvidarla y lo mejor es que la compres en el sitio habitual donde siempre la consigues, ya que cuando viajas no hay garantías de que vayas a conseguir ese mismo medicamento en tu destino, por lo que mejor ser cuidadoso.

¿Es incluso tu primera vez viajando? Tranquilo, para eso solo pasate por nuestro artículo sobre cómo viajar solo por primera vez y tendrás todo lo necesario.

6. Manténlos entretenidos

Si tu viaje es de vuelo largo, luego de 6 horas en un mismo puesto cualquiera se aburriría, y los niños no son la excepción.

Al viajar con niños se recomienda que lleves alguna fuente de entretenimiento para evitar que se agobien por el aburrimiento excesivo.

Videojuegos, libros, revistas, tú sabes lo que le gusta a tu hijo y qué lo mantiene entretenido.

Incluso llevar estas cosas puede ser un alivio para ti, ya que ¿imagina qué ocurriría si cuando tu niño duerme tú no puedes, y al despertar tú quieres dormir? Para mantenerlo tranquilo también es una buena alternativa.

¿Algún otro inconveniente en el aire? Si necesitas más consejos entérate de los mejores consejos cuando viajas en avión.

7. La comida está permitida

Comer es esencial durante nuestros viajes, los adultos podemos controlar mejor el hambre, pero los más pequeños sufren mayor y más frecuentemente por el apetito.

Por ello, debes tener en cuenta que cuando se trata de comida para bebés sí puedes llevarla en el equipaje de mano al abordar el avión.

Igualmente, por el mismo motivo se permiten bebidas de más de 100 mililitros que por supuesto, tendrás que mostrar a las autoridades primero y deberás explicarles para quien las necesitas.

Ya en tu destino tampoco puedes prescindir de algún snack que calme el hambre de tu pequeño.

Un chocolate estaría bien o, si quieres algo más saludable, una fruta. Puedes saber también cómo mantenerte saludable mientras viajas.

8. Amamantar en público está permitido… ¿no?

Amamanta
Creative Commons: cómo mantenerte saludable mientras viajas – Unsplash.

Al viajar con niños muy pequeños es probable que estos aún necesiten de la leche materna, por ello está completamente justificada la duda. Entonces, ¿puedo amamantar en público? La respuesta depende.

Para saberlo a ciencia cierta, lo mejor es que investigues en internet las costumbres del pueblo al que vayas y leas blogueros que relaten sus experiencias, ya que en algunos países esta acción está mal vista, mientras que en otros no le dan importancia.

Recuerda que las diferencias culturales pueden hacerte pasar por varias malas miradas si no te enteras bien de a donde vas.  

9. Viaja de noche

Viaja de noche
Creative Commons: cómo mantenerte saludable mientras viajas – Unsplash.

Para que no se haga un viaje pesado, al viajar con niños lo ideal es que trates de transportarte de noche.

Es decir, reserva los vuelos nocturnos de modo que los más pequeños puedan dormirse fácilmente y así pasen el trayecto rápido.

Haz lo mismo con cualquier otro medio de transporte, carros, trenes o autobuses, lo mejor es ir de noche.

10. Flexibiliza tus planes

Viajar con niños es todo un desafío y esto se refleja en la gran cantidad de cosas que tienes que prever para evitar inconvenientes.

Sin embargo, y a parte del punto de restarle espacio a la improvisación por ser precavido, tampoco debes excederte en tus agendas.

Ten en cuenta que viajar con niños es un caos en el buen sentido, y si te esmeras haciendo horarios y pactando a la perfección actividades cronometradas probablemente lo que consigas es frustración porque al final del día no podrás hacer la mitad ya que las necesidades de tu hijo no las puedes planear.

Entonces, sí, planifica, pero sé flexible y deja suficiente espacio a la improvisación. Tu hijo y tú mismo te lo agradecerás.

11. Hazlos sentir la experiencia

Hazlos parte de la experiencia

Viajar es una experiencia única que debe ser del disfrute de todos, y si viajas con niños entonces ellos también deberían entender eso.

Desde el momento en que decides a donde ir y empiezas a empacar, debes incluirlos en tus planes, no solo para que sientan pertenencia sino para que vean venir la aventura.

Explícales a dónde irán, qué verán y qué hará, -reservando algunas sorpresas claro- de modo que sientan la emoción de salir de sus fronteras tanto como la sientes tú.

Si es su primera vez viajando, cada paso que dé será una experiencia nueva, por lo que tienes que actuar como un guía certificado para tu niño.

Explícale cómo funciona el aeropuerto, emociónalo con el hecho de que volará por primera vez. Una vez en tu destino evita repetir hábitos de tu rutina de siempre -y la suya- e intenten cosas nuevas.

Toma fotos y muéstreselas, hazlo parte de tu mundo y ayúdalo a construir el suyo.

Viajar con niños no es una tarea fácil, pero se trata de una de las mejores experiencias que podrás vivir con tu pequeño. Se ha demostrado que viajar abre las puertas de la mente y si lo involucras lo suficiente, crecerá con una mente más receptiva.

Si te han parecido útiles los consejos anteriores no olvides hacérnoslo saber abajo en los comentarios.

11 Consejos para viajar con niños
Valora este Artículo
unete al grupo de portal explora
Un sitio donde puedes encontrar todo sobre viajes, aventuras, historias de los sitios más asombrosos del mundo, lugares que debes conocer si eres un explorador aventurero dispuesto a recorrer el mundo. Mostramos y enseñamos qué debes hacer para comenzar un viaje, y cómo puedes hacerlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here