Bratislava, la capital de Eslovaquia, es una de las grandes ciudades europeas a orillas del famoso río Danubio. Pero la cercanía de otras famosas capitales europeas, como Viena, Praga y Budapest, ha ocultado durante muchos años el potencial de la misma, como destino de interés para muchos viajeros.

Dicen que Eslovaquia tiene todo menos mar, pero posee un ambiente de ciudad mediterránea muy envolvente y lo mejor de todo es que dicen que todo fluye desde el río.

Bienvenidos a la ciudad que muchos comparan con la cercana Viena: pequeña, muy poblada y mágicamente llena de vibra y buenas costumbres. Este hermoso paraje guarda un secreto: ¡es bellísima y acogedora! (justo como Viena, pero sin sus altos precios).

Situada en el extremo sur de Eslovaquia a escasos metros de la frontera, Bratislava se ha transformado durante los últimos tiempos, preocupándose por mejorar sus infraestructuras y recuperando su bonito casco histórico.

Así que, para bien o para mal, este cambio está permitiendo que Bratislava sea cada vez más popular como destino viajero y está convirtiéndola en una urbe cosmopolita abierta a todo el mundo que quiera conocerla.

Además de que es fácil de recorrer a pie, es un paraje lleno de historia y anécdotas, ¡empecemos a enamorarnos de Bratislava!

1. Recorrido por la ciudad 

El principal atractivo de la Bratislava se encuentra en su centro urbano y el casco antiguo, cuyo tamaño y distribución lo hacen muy acogedor y cómodo de visitar.

A orillas del Danubio, esta ciudad es fácil de recorrer a pie, es una urbe donde puedes avistar un ambiente de calma y serenidad, en ella existen decenas de senderos peatonales y rutas para ciclistas en los parques sombreados por árboles centenarios en los que se encuentran varias especies como: robles, pinos y arces, algunos locales y turistas aprovechan para reposar en las bancas contemplando un cielo hermoso y un atardecer difícil de olvidar, otras optan por patinar, y algunas parejas pasean tomadas del brazo, o pasean a sus niños y mascotas.

Recorrido por la ciudad bratislava
Creative Commons:  Anastasia Dulgier – Unsplash.

Además puedes aprovechar la ocasión para disfrutar de una increíble cena en uno de sus muchos cafés, situado en sus bellas calles adoquinadas, y si deseas socializar más, ingresa a uno de sus particulares y enigmáticos bares donde puedes pasar un rato único rodeado de viajeros y locales.

Si quieres aventurarte un poco más y recorrer esta urbe y sus adyacencias como un verdadero mochilero, te dejamos unos tips súper útiles aquí.

2. Puerta de San Miguel

Es el acceso principal al casco antiguo y es la única entrada conservada de la antigua fortificación medieval del siglo XIV. La Puerta de San Miguel es una de las cuatro puertas que se conservan para acceder a la antigua ciudad amurallada.

Es una puerta-torre originaria del siglo XIV de planta cuadrada a la que posteriormente se le añadiría un cuerpo octogonal en lo alto, dándole una esencia majestuosa y una increíble personalidad a nivel de estructura.

Puerta de San Miguel bratislava
Creative Commons: BMclvr – Flickr.

La torre cuenta con cuatro plantas que albergan en su interior una sección del Museo de la Ciudad en donde se expone al público la historia de las fortificaciones de Bratislava.

Además desde ella puede contemplarse un magnífico panorama de la calle Michalska con sus cafeterías y terrazas, ofreciendo buenas vistas sobre parte de la antigua urbe a orillas del Danubio.

Bajo ella se encuentra el arco de entrada a la ciudad vieja, cuya acústica estupenda hace que muchos músicos callejeros se ubiquen aquí para llamar la atención de las decenas de personas que cruzan a diario por este punto, justo allí puedes disfrutar de un espectáculo avistando otra faceta cultural que ofrece la ciudad.

3. Calle Michalska

Si estás buscando qué hacer en Bratislava, es sencillo, ¡camina y visita la Calle Michalska! Con sus calles adoquinadas, es el eje principal del casco antiguo y la primera imagen que se tiene de él una vez cruzada la Puerta de San Miguel.

A lo largo de esta antigua calle se han asentado numerosos negocios turísticos para satisfacer las necesidades de todos los visitantes que llegan hasta Bratislava.

Calle Michalska en bratislava
Creative Commons: Miroslav Petrasco – Flickr.

Es un buen ejemplo de cómo la ciudad se está transformando y recuperando su imagen para atraer al gran público.

Desde aquí se puede acceder a algunas calles aledañas, hacia la muralla, que aún muestran cómo era el casco histórico antes de que comenzaran los trabajos de reconstrucción de la urbe.

Aunque muy probablemente en breve estas calles pasarán a cambiar su aspecto también, porque las obras ya se están apoderando de ellas, remodelando la urbe desde su corazón, Bratislava pronto se convertirá en un popular destino turístico, ¡lo aseguramos!.

Pero si necesitas ayuda sobre cómo organizar un viaje por Europa, puedes consultar esa información aquí.

4. Catedral de San Martín

Situada debajo del Castillo se encuentra la Catedral, siendo la mayor y una de las más antiguas del país, conocida por ser una iglesia gótica del siglo XV con una torre puntiaguda de 85 metros de altura, cuyo tejado verdoso está decorado con brillantes motivos dorados, que causa en los habitantes de Bratislava, cierto apego a asistir regularmente a sus actos religiosos.

Como curiosidad te decimos que, si hay boda o misa no se puede entrar, por tanto lo ideal es ir entre semana a visitarla.

Catedral de San Martín bratislava
Creative Commons: Tomas C – Flickr.

A lo largo de los años se han realizado diversas reformas. El interior de la Catedral es sencillo pero hermoso.

A la derecha hay una exposición de tesoros gratuita (es importante que sepas que no se permite realizar fotografías). En el interior de la Catedral podrás avistar la estatua de San Martín, santo titular de la iglesia, que aparece compartiendo su capa con un mendigo.

Conocer este santuario, es una parada casi obligatoria, su decoración dorada es un homenaje a las antiguas coronaciones que tuvieron lugar en este templo religioso. La catedral sobresale y destaca del resto del centro histórico de forma poderosa. Apuntando firmemente al cielo.

5. El Castillo de Bratislava

Se encuentra en la parte más alta del centro histórico y por eso es visible desde casi todos los puntos de Bratislava, una vez allí puedes disfrutar de una inigualable vista al río.

La colina donde se alza el castillo fue un asentamiento fortificado eslavo en el siglo VIII, y su época más gloriosa se remonta al periodo en el que Bratislava fue la capital del Reino de Hungría.

El Castillo de Bratislava
Creative Commons: JC Cuesta -Flickr.

Actualmente queda muy poco del antiguo castillo. El característico edificio blanco de tejados rojos que hoy se puede ver no es el original, ya que fue destruido por un incendio en 1811.

Desde entonces ha sufrido numerosas reconstrucciones y remodelaciones. A sus pies hay un pequeño parque y un mirador con magníficas vistas sobre la ciudad.

En la actualidad acoge la sede del parlamento eslovaco y un museo nacional, justo allí puedes conocer un poco más de la historia de la ciudad y disfrutar de las vistas junto a una excelente compañía, es el lugar ideal para ver el ocaso.

6. El Río Danubio

El Danubio es  el río “más internacional” del mundo: atraviesa nada menos que diez países (Alemania, Austria, Eslovaquia, Hungría, Croacia, Serbia, Rumania, Bulgaria, Moldavia y Ucrania).

Es el eje que separa la Bratislava más moderna de la Bratislava más antigua y sus orillas son un lugar perfecto para disfrutar de un paseo fluvial para descubrir los puentes de la ciudad y admirar la majestuosidad del mismo río, según los locales todo fluye desde allí, y él mismo se lleva lo malo y atrae buenas energías.

El Danubio es un río majestuoso, pero menos adaptado para la navegación que el Rin y el Volga, principalmente a causa de los frecuentes bancos de arena que se suceden a lo largo de su curso, por ende, los recorridos son en su orillas, puentes o solo podría ser admirado en algún punto estratégico de Bratislava.

El paseo sobre el puente y sus orillas tienen un encanto único y es un poco más acogedor que pasear en Viena o en Budapest, debido a que los habitantes de Bratislava se encargan de enamorar a sus visitantes para que vuelvan a menudo y esparzan la voz de que esta ciudad es poderosamente atrayente y hermosa.

El río Danubio
Creative Commons: Tomas C –  Flickr.

En sus diques hay atracado algún barco-hotel, en el que las habitaciones son antiguos camarotes adaptados, así que el espacio es reducido, pero con todo lo imprescindible y con un ambiente súper acogedor, además como nota curiosa la mayoría está gestionado por Indios, ¿increíble no?.

Pero igualmente puedes disfrutar de numerosos barcos turísticos que recorren el cauce para ofrecer otras vistas de Bratislava. En la orilla opuesta a la zona vieja hay varios centros comerciales y barrios más modernos.

Aunque las construcciones de la época comunista continúan dominando el paisaje urbano de Bratislava a ambos lados del Danubio, no deja de tener una belleza única.

7. Paseos de Interés

Si estás en Bratislava y quieras pasar una tarde llena de gratos momentos y disfrutar la verdadera esencia de la ciudad, te recomendamos ir al antiguo mercado un edificio conocido por sus grandes ventanales y columnas de acero que recibe a ferias urbanas y una ajetreada agenda de actividades culturales de diversa índole y llega a ser uno de los lugares más animados para locales y turistas en Bratislava.

Junto al antiguo Ayuntamiento se encuentra el mercado de la Plaza Frantiskánse, un pequeño y bonito mercado al aire libre con varios puestos muy cuidados de venta de recuerdos y artesanía típica eslovaca.

Pero si deseas invertir tu presupuesto en obsequios para tu familia y llevarles los mejores recuerdos de la bella Bratislava, la calle más popular para ir de compras es Obchodná.

Una animada calle de amplias aceras y transitada por numerosos tranvías en la que se puede encontrar un poco de todo desde tiendas de ropa, electrodomésticos, algunos modestos hoteles, restaurantes, bares, zapaterías, joyerías, perfumerías y un sinfín de negocios más que abren a diario en esta movida calle.

Es un punto neurálgico de la vida de la ciudad, en la que se ve una mezcla de personas y cultura de todo tipo y todos los lugares.

Además si has pasado todo el día recorriendo estas calles arboladas y deseas comer y beber algo súper rico, todo el centro histórico está invadido de bares y restaurantes pensados para el turismo, por lo que hay una gran variedad de locales en los que poder degustar la comida tradicional eslovaca y disfrutar de un rico cóctel.

Paseos de Interés en bratislava
Creative Commons: Adrien Olichon –  Unsplash.

En la calle Beblavého que es frecuentada prácticamente solo por bratislavos, justo ese lugar merece la pena tomarse un rico café y conocer el lado más cotidiano de Bratislava.

No tiene pérdida, es una de las calles entre el casco histórico y el castillo, ¡no te quedes sin visitarla!

Pero por si fuera poco, los alrededores de Bratislava están sembrados de lugares interesantes. Una buena opción es la también monumental ciudad de Trnava, a menos de 40 minutos en coche o 25 minutos en tren.

Es conocida como la “pequeña Roma”, por su gran número de iglesias,  y pasear por su plaza principal (Trojičné) es una maravilla.

Como alternativa de turismo rural la opción más recomendable es el pintoresco pueblo de Čičmany, con sus pintorescas casas de madera decoradas a mano con singulares motivos populares.

Está a menos de dos horas y, en este caso, la mejor opción para llegar es en automóvil. Estos servicios pueden cotizarse en los hoteles o en paquetes turísticos como un “todo incluido”.

Además aquí te damos algunos útiles consejos para ser un viajero responsable y así puedas disfrutar al máximo tu estadía en distintos destinos.  ¿Qué opinas? ¿Te animas a conocer Bratislava?

Viajar a Bratislava: ¿Qué hacer en esta bella ciudad?
Valora este Artículo
unete al grupo de portal explora
Un sitio donde puedes encontrar todo sobre viajes, aventuras, historias de los sitios más asombrosos del mundo, lugares que debes conocer si eres un explorador aventurero dispuesto a recorrer el mundo. Mostramos y enseñamos qué debes hacer para comenzar un viaje, y cómo puedes hacerlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here