Todos hemos escuchado alguna vez de este paraje increíble, ubicado en el Océano Índico abarca 26 atolones (islotes) con forma de anillos, que a su vez componen más de 1000 islas de coral.

Las Maldivas es conocida por sus cristalinas playas y lagunas azules, con extensos arrecifes.

Sus islas son populares por el buceo con snorkel, gracias a sus cálidas aguas, su alta visibilidad y la diversa fauna marina.

Además, mantiene una cultura rica de 3.000 años de antigüedad, un sistema educativo asombroso, exquisita gastronomía y una gente admirada por su gran hospitalidad, ¡un destino increíble para conocer!

Este lugar paradisíaco de aguas turquesas, es el sitio perfecto donde todos hemos deseado estar alguna vez.

Sus blancas arenas y playas de ensueño nos invitan a tumbarnos y disfrutar de un energizante baño solar, pero, hay muchísimo que hacer en Las Maldivas, empezando por casi 1200 islas coralinas aguardando por ti, en el imponente océano.

que hacer en las maldivas
Creative Commons: Daniel Bozo – Flickr. 

Además de ser un verdadero sueño estar allí y disfrutar de todos los paisajes y actividades turísticas que nos ofrece, queremos que conozcas un poco de todo lo que puedes hacer apenas aterrices en este sorprendente país del continente Asiático.

Aunque tal paraíso se empieza a disfrutar desde la ventanilla del avión, una vista panorámica te hará sentir ensimismado y quedarás paralizado al contemplar tal belleza natural.

Así que prepara tu agenda y guía viajera, aquí van algunos tips sobre lo que puedes hacer en Las Maldivas, ¡empecemos!

1. Conocer los fondos marinos

Además de ser una maravilla terrenal, también es un paraíso acuático, todas las islas poseen un fondo marino vasto y diverso.

Por otro lado, la flora y la fauna marina son increíblemente espectaculares, estar aquí y no bucear con snorkel, con equipo profesional o de manera libre, es un verdadero pecado. Muchísimas especies marinas viven bajo el mar de Las Maldivas.

Debido a su situación geográfica en mitad del Océano Índico, lejos de la costa y la contaminación, sus aguas cristalinas se han convertido en un acuario natural.

Por ende muchas especies lo han elegido como su hogar temporal o definitivo, entre ellas están algunas tortugas, tiburones, mantarrayas e, incluso, el espectacular tiburón ballena, harán que quieras zambullirte en sus aguas y contemplarlas durante toda tu estadía en este hermoso paraíso.

Durante casi todo el año, se puede bucear y avistar diversas especies y arrecifes de coral.

fondos marinos
Creative Commons: Lore Gonzalez – Flickr.

2. Piérdete en las calles de Malé, la capital

Aquí no todo es arena, sol y océano. De hecho muchos turistas, no visitan a menudo la capital, Malé.

Sin embargo, pasar unas horas recorriendo sus calles hace que el viajero se haga una idea de la vida isleña más allá del turismo tradicional.

Alguna actividad interesante que puedes hacer a primera hora de la mañana es visitar el mercado local, donde puedes disfrutar y deleitarte con la frescura del pescado, frutas y verduras.

Además puedes conocer las pequeñas embarcaciones locales o dhonis, que representan el día a día de los lugareños.  

Al mediodía puedes pasear junto al mar y refrescarte con una deliciosa agua de coco, mientras presentas alguna ofrenda al memorial de las víctimas del tsunami del año 2004.

Al final de la tarde puedes hacer un poco de vida social, en uno de los pequeños bares del paseo marítimo, y para cerrar el día, sube a una de las terrazas más altas de la ciudad, donde se aprecie la urbe y la costa, ofreciéndote una vista inigualable.

Además es importante recordar que las Maldivas, es un país musulmán, por ende, si eres mujer, debes adaptarte un poco a sus costumbres y creencias propias de su cultura.

calles de Malé
Creative Commons: Cobo Nepomuceno – Flickr.

3. ¡Saborea el Mas huni!

La cultura de Maldivas está claramente influenciada por sus lejanos vecinos India, Indonesia, Malasia y África.

Por ende su gastronomía se encuentra inmersa en diversos  sabores, especies, y orígenes, la mayoría de sus platos tienen al coco como protagonista, lo que le da un toque dulce y tropical.

Como es de costumbre, entre muchos platos y entremeses, hay uno que destaca y se representa a si mismo con una identidad propia, ese es la Ensalada Mas huni.

Gracias a la abundancia de atún en las adyacencias de los islotes, este plato, es en base de atún, con una deliciosa mezcla de coco, chiles, limón y cebolla, comúnmente, se acompaña con el pan tradicional del país, el roshi (pan sin levadura, parecido a una tortilla), una versión del pan roti, tradicional de la India.

Pero si además quieres probar sabores tropicales, puedes encontrar frutas frescas como, la piña, el mango, y la papaya que aunque son traídas de Sri Lanka son de muy buena calidad, la producción nacional está basada en un plátano pequeño que es bastante parecido a las bananas.

Un rico batido o un refrescante té, sería el complemento perfecto, y listo, solo queda deleitarte bajo la sombra de una hermosa palmera.

4. Atardecer vs Amanecer en Las Maldivas

Además de aportarnos su innegable belleza marina, Maldivas, es conocido geográficamente por ser uno de los países más planos del mundo, es decir, posee casi 0% de formaciones montañosas, riscos o colinas, por ende, no existe casi nada que pueda obstaculizar la vista de un hermoso amanecer hasta un atardecer que de seguro te robará el aliento.

Muchos hoteles y resorts, poseen actividades para que cada uno de sus visitantes pueda apreciar este espectáculo natural.

Algunas habitaciones o bungalows, cuentan con balancines de madera o amplios y cómodos muebles con vista al mar, donde puedes apreciar la salida o puesta de sol en este rinconcito tropical.

Además, podrás disfrutar de un rico cóctel mientras creas recuerdos y experiencias justo al lado del Océano Índico.

Atardecer y Amanecer en Las Maldivas
Creative Commons: Cdpinker –  Flickr.

Es importante señalar, que debido a su cercanía con el Ecuador, los rayos solares son muy fuertes, por lo que si estas planeando estar todo el día relajándote frente al mar, protege tu piel para que sigas disfrutando de tu viaje sin ninguna complicación.

5. Isla Vhaadoo: un mar de estrellas

¿Te  imaginas nadar de noche en un mar lleno de estrellas azules? ¡Es posible! Aunque existan más de 1200 islas, algunas  destacan por el increíble fenómeno natural que se produce en sus aguas.

Por el día las playas de isla Vaadhoo, situada en el atolón Raa, son completamente normales (finísima arena blanca y aguas cristalinas repletas de espectacular flora y fauna marina) pero por la noche la bahía se convierte en un centelleante cielo estrellado.

Este fenómeno natural tan impresionante, se conoce como bioluminiscencia y se produce gracias a una reacción química que se da cuando, al bajar la marea, el plancton procedente del agua se acumula en la orilla y entra en contacto con el oxígeno del aire.

El efecto que producen estos microorganismos pinta de azul la orilla del mar. Millones de pequeñas luces bailan al compás de las olas del océano Índico, se acumulan en las huellas de las personas que pasean por la orilla o brillan en las estelas que surfistas y barcas de viajeros dejan al agitar las aguas en calma por la noche.

Este espectáculo de luces único crea experiencias únicas que ningún turista o viajero olvidará.

6. Pesca en Las Maldivas: ¡una experiencia inolvidable!

Una de las mejores excursiones o actividades que hacer una vez que estés vacacionando allí, es ir de pesca.

Al igual que otros eventos recreativos, los hoteles o resorts se encargan de programar horarios de pescas para grupos grandes o pequeños, según sea tu preferencia y presupuesto.

Comúnmente las embarcaciones salen a una hora específica en algún muelle cercano al hotel, una vez en camino, los instructores, dan unos pequeños y fáciles consejos sobre cómo pescar en Las Maldivas, además proporcionan el cebo, que mayormente es un pedazo de atún fresco.

En altamar, puedes disfrutar de una pesca tradicional o de altura (presas más grandes), si deseas también puedes realizar una actividad conocida como sunset fishing, es un tipo de pesca que no requiere experiencia y puedes avistar a su vez el ocaso en el barco, algo que de seguro le quitará el aliento  a más de uno.

Además, luego de pasar una relajante tarde y disfrutar del océano, al volver al hotel, puedes tener una fresca y deliciosa cena con los peces que capturaste, quizás entre ellos se encuentre alguna barracuda, mero, pargo, atún o si eres amante de la pesca deportiva, tengas la suerte de pescar un gran pez espada.

La mejor temporada para pescar en de Octubre a Abril, aunque en este paraíso acuático cualquier temporada es excelente, gracias a la fauna increíble que habita en sus fondos marinos.

7. Una noche bajo las estrellas… y sobre ellas

En este paradisiaco rincón del mundo, ya es bien conocido el efecto de bioluminiscencia, que hace que el mar parezca un cielo lleno de estrellas azul neón.

Pero, de 1200 islas, solo 203 están habitadas, eso quiere decir que, existen un gran número de atolones de aguas cristalinas esperando por ti.

En diversas guías de viajes, resorts y hoteles, realizan actividades o excursiones, donde dependiendo del número de viajeros, pernoctan durante una noche en uno de los cayos.

La experiencia de estar rodeado de hermosos paisajes naturales y tropicales, ¡es increíble! Además de contemplar este paraíso, de noche y de día, en la mañana a primera hora, algunas especies marinas, se acercan a la playa, para darte los buenos días, aprovecha el momento y bucea en la orilla compartiendo aguas bajas con algunos de estos exóticos animales.

noche en las maldivas
Creative Commons: Peter Lindgren – Flickr.
Las Maldivas: 7 cosas que hacer en este paraíso tropical
Valora este Artículo
unete al grupo de portal explora
Un sitio donde puedes encontrar todo sobre viajes, aventuras, historias de los sitios más asombrosos del mundo, lugares que debes conocer si eres un explorador aventurero dispuesto a recorrer el mundo. Mostramos y enseñamos qué debes hacer para comenzar un viaje, y cómo puedes hacerlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here